Ritual para soltar con coaching

¿Te cuesta soltar? Aprovecha el cambio de temporada para desprenderte de lo que te frena en tu vida a través de este “sencillo ritual”

A veces hay algo en nuestras vidas que nos cuesta soltar:

  • Una relación que no funciona y lo más sano sería soltarla pero no lo hacemos
  • Una relación que ya terminó pero que nos cuesta cerrar
  • Un trabajo que nos dejó y no llegamos a olvidar
  • Algo nuestro a lo que nos aferramos “como fue” y que ya “no va a ser así” nunca más (la juventud, la inocencia, …)
  • Unas expectativas fantasiosas de algo que vemos claro que ya no se van a cumplir
  • Algo muy anclado en nuestro carácter como la exigencia, el perfeccionismo, el control, la culpa, la frustración, …

En estas situaciones, “poder soltar” seria lo más sano para nosotros pues el no hacerlo nos está frenando para poder avanzar y seguir con más liviandad el camino de nuestras vidas. Sin embargo, nos cuesta…

Te voy a contar un sencillo ritual que hago cada nueva temporada esperando que te pueda aportar algún recurso útil para tu vida en este aspecto.

¿Cómo surgió mi ritual?

Este fin de semana el tiempo ya dejó claro que el calor llegó para quedarse una larga temporada y que los abrigos, jerseys de cuello alto, botas altas y medias ya podían recogerse para dejar paso a camisetas de tirantes, pantalones cortos, vestidos ligeros, bañadores, sandalias, etc…. Mi casa no dispone de un gran vestidor donde me quepa toda la ropa del año, así que en cada cambio de temporada guardo en prácticas cajas la ropa que no voy a usar y saco la que ha estado aguardando en las cajas durante la temporada anterior. Es un trabajo que hace años me daba pereza abordar, hasta que un día decidí darle la vuelta a ese momento y vivirlo de forma que tuviera más beneficios que el simple hecho de tener mi ropa de temporada lista para su uso. Se me ocurrió cuando ví que tenía algunas prendas que hacía años que no me ponía pero que sin embargo iban pasando de armario a cajas y de cajas a armario en cada cambio de temporada y cada vez que me planteaba desprenderme de ellas una vocecita interna me convencía para que las siguiera conservando. ¿Te ocurre eso a ti?

El tomar más conciencia de lo que sucedía me conectó con las cosas de mi vida que me costaba soltar. Así que cogí cada una de estas prendas y las relacioné con algo que necesitaba soltar en mi vida pero que por alguna razón no acababa de hacerlo, y convertí ese momento en un ritual de limpieza de mi “vestuario textil” y de mi “vestuario emocional” con el que, desde entonces, disfruto y aprovecho para ordenar mi vida desde mi interior y tomar decisiones de cambio que con la nueva temporada pongo en práctica. Siento que yo misma me renuevo a la vez que se renueva mi armario. Después de este ritual empiezo siempre la nueva temporada con ilusión, vitalidad y ganas de abordar nuevos proyectos en mi vida.

¿Cómo hacer el ritual?

Cuando estés haciendo el cambio de armario o estés ordenando tu vestidor, coge cada prenda y sostenla en tus manos observando con qué te conecta. Puede que no te conecte con nada, o puede que con un recuerdo bonito, o con una emoción placentera o con una emoción o sensación desagradable. Si es una prenda que te conecta con momentos y sensaciones desagradables, o incluso si te conecta con sensaciones agradables pero te das cuenta que no te has puesto esa prenda durante varias temporadas, entonces hazte las siguientes preguntas:

  • ¿para qué quiero conservar esta prenda?
  • ¿hay algo que me cuesta soltar que relaciono con esta prenda?
  • ¿quiero soltar realmente eso que me está costando tanto soltar?
  • ¿sería más sano para mí soltar eso en mi vida pues ahora me está frenando, limitando, impidiendo avanzar?
  • ¿qué hay en mi vida que ahora necesitaria soltar pero que me cuesta tanto?
  • ¿qué pequeño paso puedo hacer para ello?

Una vez te hayas respondido con interna sinceridad a tus preguntas, decide de qué prendas vas a desprenderte y qué aspectos de tu vida que necesitas soltar simbolizan para ti. A la vez que te desprendes de esta prenda visualiza que te estás desprendiendo también de eso que te frena en tu vida… respira hondo y… ¡SUÉLTALO!  

Deja que eso haga su proceso dentro de ti, observa cómo sientes tu cuerpo, qué pensamientos te vienen, qué emociones tienes y a partir de allí empieza a tomar decisiones sobre lo que vas a hacer en tu vida a partir de este momento… Ya verás que algo habrá cambiado, y aunque sea un pequeño pasito, algo beneficioso para ti ya has hecho, aunque sólo haya sido tomar conciencia y darte cuenta de algo que no estabas viendo.

Al desprenderte de las prendas regálalas a una ONG para que las hagan llegar a personas que las aprovechen mejor que tú, con lo que además habrás hecho algo también para el mundo, eso hace que el ritual tome todavía más fuerza, le encuentres más sentido a todo el proceso y te sientas mejor. Ayudar a los demás, nos ayuda.

Si aún así necesitas un acompañamiento para poder soltar más, aprender a soltar mejor o porqué hay otras cosas que te frenan, te limitan y te impiden avanzar en tu vida, ponte en contacto conmigo y estaré encantada de acompañarte a través del Coaching en un proceso personal más profundo que te dará todas las herramientas que necesitas para gestionar tu vida y sentirte más feliz.

Te deseo que puedas soltar todo lo que ya no necesites en tu vida y que te está frenando… confía en que todo irá bien y déjalo ir.

 

¿Te cuesta soltar?
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Más información en las redes sociales: